sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

A veces todos parecen jugar para la campaña de Milei en estas elecciones

 A veces todos parecen jugar para la campaña de Milei en estas elecciones

El fenómeno Javier Milei desconcierta a la clase política. También a empresarios, encuestadores, sindicalistas y periodistas. Pero los políticos están en campaña y esa desorientación a partir de la irrupción del libertario afecta la estrategia electoral de Sergio Massa, Patricia Bullrich y hasta de la izquierda, con un agravante: todos parecen hacer campaña en favor de Milei.

Tomando como muestra la semana que recién finaliza, el lunes la candidata a vicepresidenta de Milei, Victoria Villarruel, encabezó un acto en la Legislatura porteña en homenaje a las víctimas de organizaciones armadas como Montoneros y el ERP de la década de 1970, previo a la dictadura militar y en plena lucha armada durante la presidencia de Isabel Martínez de Perón.

Los manifestantes de izquierda no sólo protestaron sino que agredieron peligrosamente a la candidata de Milei, Lilia Lemoine, cuando ingresaba a la Legislatura, rociándola con nafta y, nadie sabe aún, si la intención era prenderla fuego. Lemoine es más que una postulante a diputada, es asesora de imagen de Milei y una de las influencer que en el 2021 ayudaron a emerger a los libertarios en las redes sociales. ¿Quién capitalizó políticamente todo el episodio? Villarruel, porque planteó una alternativa discursiva a la cooptación del kirchnerismo de los derechos humanos y hasta dio lugar para la victimización, por la repudiable agresión a Lemoine.

Va en línea con la confusión en Unión por la Patria acerca de cómo pararse frente a Milei. Sobre todo porque fue el kirchnerismo el que le tendió una mano al libertario intercediendo para alguna financiación, con estructura, armando listas como ocurrió en Santiago del Estero y hasta cuidando sus votos y fiscalizando. Pero eso ocurría cuando le era funcional para sacarle votos a Juntos por el Cambio. Ahora, se transformó en un Frankenstein para Cristina Kirchner, la promotora de los tres tercios.

Ni Massa, ni los gobernadores comprenden el cambio de época y las nuevas herramientas tecnológicas. El gobernador riojano, Ricardo Quintela, había asegurado que si Milei asumía la Presidencia, él renunciaba. Si eso ocurriera, difícilmente una multitud saldría a las calles en todo el país para rogarle a Quintela que se quede. Por el contrario, los usuarios de La Libertad Avanza en las redes lo utilizaron como una promesa de campaña a su favor.

Este fin de semana fue el tucumano Juan Manzur el que ensayó una arenga poco feliz junto a los mandatarios y al candidato presidencial, al envalentonarse conta Milei: “Le quieren ganar al peronismo con el Tik-Tok. ¿De qué estamos hablando? Si los únicos que pueden entrar en los barrios más humildes, en los más pobres, somos nosotros”. Una foto color sepia.

Casi 37 millones de argentinos utilizan a diario las redes sociales, según la agencia digital Way2net. Por ejemplo, acerca de Tik Tok, 20 millones de personas acceden a ella. Si hablamos de Whatsapp son 34 millones, Instagram 32 millones, Facebook 31 millones y Twitter “apenas”18 millones. Razonamientos como los de Manzur complican demasiado la táctica del oficialismo, ya agravada por la crisis económica que el propio Gobierno admitió adelantando que la inflación de agosto sería del 12%.

Pero también el propio Massa cae en planteos obsoletos. Como cuando buscó desacreditar a Milei al aludirlo con que “niegan (el cambio climático) aquellos que no tienen hijos y que de alguna manera le hablan a los perros tratándolos como hijos”. Se refería a la relación que su competidor tiene con sus perros y en particular con uno, ya fallecido, de nombre Conan. A ese perro se refiere Milei en su libro “El camino libertario” cuando en el capítulo “Mi compromiso con Conan”, recuerda el incendio del edificio en el que vivía en el Abasto en el 2004 y que al momento de intentar escapar de las llamas se planteó que salía con Conan o moría con él en su interior.

En estos tiempos Massa no puede desconocer que la Argentina es uno de los países con más mascotas por habitante, que hay unos 17 millones de perros y que algunas encuestas temáticas indican que la mayoría prefiere perros y habla con sus mascotas.

Hasta la Iglesia, desde el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, hasta los curas villeros cayeron en esa trampa o desconcierto frente a la nueva realidad política. Salieron a defender el Papa Francisco al que Milei calificó de “imbécil” y de ser “el representante del Maligno en la Tierra”, lo cual obviamente es una reacción es lógica y entendible. Pero ambos cuestionaron los planes de Milei y su capacidad para gobernar. Cuando también es cierto que la imagen del Papa Francisco en la Argentina, a la que nunca visitó, no es la mejor; y que está asociada al kirchnerismo por la larga lista de gestos en favor de Cristina y en detrimento del resto.

“Esta semana hemos visto desde una campaña sistemática de algunos medios para desmitificar el proyecto dolarizador hasta las advertencias de los curas villeros, como si esta batalla por las percepciones se tratase de un debate lógico racional. Pues, es tiempo perdido. El fenómeno Milei no es solo el resultado de la instalación de una solución disruptiva, sino que –sobre todo- representa el fracaso del establishment político / sindical / empresarial”, aseguró el consultor político Carlos Fara en una de sus columnas de opinión.

Y destaca Fara que “presentar equipos técnicos con gente capaz y proba, es excelente. Exponer la plataforma de gobierno con acciones fuertes, está muy bien. Prometer eliminar impuestos, está fantástico. Pero la mayoría social necesita ver una esperanza que los titulares técnicos no generan, y creer en un personaje. ¿En qué se parecen Massa y Bullrich? Para los votantes del león ellos son la casta”. No es por ahí el camino para sacarle votos.

Y en el caso de Juntos por el Cambio, la pelea entre Bullrich y Mauricio Macri por la falta de apoyo del ex presidente en la disputa versus Milei, a quien siempre llenó de elogios, disparó situaciones poco efectivas para la campaña de la exministra de Seguridad. “No tenemos que estar más presos de lo que hace Macri”, fue un sincericidio de Bullrich que contrastó con el ofrecimiento que le hiciera Milei a Macri días después de imponerse en las PASO, para que se convirtiera en su “embajador ante el mundo”, en caso de llegar a la Presidencia.

Esto provocó que este lunes Macri debiera salir a ratificar que su candidata es Bullrich y que no un segundo candidato, en alusión a Milei. La sola necesidad de salir a subrayar algo que debería ser obvio, denota el problema interno.

Para la socióloga española Esther Solano, hay tres factores a tener en cuenta para enfrentar personajes como Milei. En primer lugar no menospreciarlo porque son personajes “que conectan profundamente con historias, biografías y afectos que son muy estructurantes en la sociedad” y por eso hay que tomarlos “en serio”.

El segundo punto, que tiene como antecedente a Jair Bolsonaro y que luego sería analizado como un error, es caricaturizarlo y reducirlo a un fenómeno folclórico, y reírse de él. “Es un fenómeno muy profundo y si caricaturizas a Bolsonaro o a Milei, lo que estás haciendo es caricaturizar a su votante. Si tú dices que Bolsonaro y Milei son simplemente fenómenos idiotas, indirectamente estás llamando a sus votantes idiotas o burros o ignorantes. Para mí eso es una cuestión totalmente prohibida como estrategia”, señala Solano en una entrevista con el portal Seúl.

Y el último elemento, más complejo, y que la española también utiliza para argumentar el fracaso de las encuestas clásicas, es no pretender que sabemos lo que la gente piensa. “Hay que escucharla cuidadosamente, atentamente, de forma sofisticada, empática, acogedora incluso». Un error en Brasil fue que en 2018 a que votaba a Bolsonaro lo marginaban y se bloqueaba cualquier diálogo con ellos. Y concluye que «lo que justamente te proponen estos sujetos, estos outsiders, es que más que nunca es necesario hacer una escucha muy atenta, pero también muy acogedora, reflexiva, muy empática y muy cuidadosa de la gente».

Fuente: CLARÍN

Noticias relacionadas