viernes 14 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

viernes 14 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

Caminos rurales: Vialidad de Tucumán admite que no tiene fondos para “mover los equipos”

 Caminos rurales: Vialidad de Tucumán admite que no tiene fondos para “mover los equipos”

Ricardo Abad, titular del organismo, alegó que el monto que llega de Nación es insuficiente para reparar las rutas en el interior de la provincia.

Ante la denuncia de productores agropecuarios por el mal estado de las rutas en el interior de la provincia, y de puentes caídos, el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Ricardo Abad, admitió que un alto porcentaje de los caminos no se encuentra en buen estado, y alegó que hay limitaciones económicas y que llegan menos recursos de la Nación.

“Vialidad es un ente autárquico, significa que manejamos nuestros recursos para mantenimiento y para obras, más allá de que el Gobierno de la provincia obviamente nos asiste también (el Gobierno paga los sueldos, y hace aportes no reintegrables para financiar obras). También de la recaudación que la Nación hace del impuesto a los combustibles, el 6% se divide en las vialidades de todo el país”, explicó Abad, sobre los ingresos que recibe la DPV.

Sin embargo, aseguró, la situación se complicó en el último tiempo. “En estos últimos dos años, ante la inflación que había, el impuesto a los combustibles se congeló, con lo cual nosotros no recibimos más. Es decir, en el último año estamos recibiendo menos que el año pasado, con una inflación del 100%, y somos grandes consumidores de gasoil y de asfalto, que se va por las nubes, entonces no nos alcanza”, detalló.

¿Cuánto es el dinero que recibe Vialidad por mes? Según Abad, entre $70 y $80 millones, mismo monto que reciben desde que se congeló el impuesto al combustible. “Hoy, nos alcanza para mantener la estructura que tenemos. No podemos mover los equipos, no podemos mantener los que se rompen; el poco asfalto o poco combustible que podemos comprar, no lo podemos hacer porque no tienen precio o no nos quieren vender. Estamos ante una crisis que nunca hemos tenido en los ocho años que llevo de administrador”, admitió.

Para graficar lo insuficiente que resulta la partida presupuestaria proveniente de Nación, Abad reveló que $80 millones es lo que cuesta, aproximadamente, pavimentar un kilómetro de camino. “Desde el Consejo Vial Federal, que es un ente que nos agrupa a todas las vialidades de provincia, hay varias propuestas para tratar de cambiar esa ley, de manera que nos lleguen más recursos”, subrayó.

La situación

Justamente, esas limitaciones económicas complican el accionar de Vialidad, remarcó Abad; a lo que se debe sumar que “Tucumán viene de una desinversión interesante, entonces remontar todo eso es muy difícil, se necesitan inversiones grandes”.

“Cuando llegué a Vialidad, teníamos el 70% de las rutas en estado de regular a malo. En la época de Mauricio Macri, donde no recibíamos absolutamente nada del Gobierno nacional, empezamos a hacer obras por administración, y así aumentamos un poco el porcentaje de rutas en buen estado. Ahora, desde la pandemia hasta la fecha, se nos han vuelto a caer; hoy de regular a malo, fácil hemos llegado de vuelta al 70%”, relató Abad. Es decir, hoy, en Tucumán, por lo menos un 70% de las rutas se encuentran en malas condiciones.

El problema, dijo el titular de Vialidad Provincial, es que no sólo se necesita arreglar esos caminos que están en mal estado; las rutas que están bien ya necesitan, nuevamente, mantenimiento. “Tenemos 2.000 kilómetros de rutas, y 1.000 kilómetros son de pavimento. De esos 1.000 kilómetros, nosotros hicimos repavimentar unos 300, y ya están en situación de hacerles algo de nuevo”, sintetizó.

Con respecto al reclamo particular de los productores agropecuarios, Abad aclaró que los puentes caídos “no son de Vialidad de la Provincia; aparentemente son redes terciarias, que generalmente dependen de las comunas. Nosotros tenemos dos puentes que están intransitables: uno sobre Canal Sur, y otro en Zárate”, dijo.

Sobre los caminos mencionados por los productores, se refirió en particular a la ruta 321, una de las principales apuntadas, asegurando que se está levantando el asfalto en algunos tramos, como una solución alternativa, al no poder avanzar con la repavimentación. “Esa obra la intentamos incluir en un programa de financiación eterna, que es un programa del BID, pero no pudimos porque está usurpada, ya sea por gente que se fue instalando, o por el avance de los campos”, explicó Abad. Señaló que, en ese programa del BID, que maneja el Ministerio del Interior de la Nación, si entraron otras obras, como la repavimentación de la ruta 323, entre Santa Rosa de Leales y la Ruta N° 9, y la ruta N° 301.

La ruta N° 321, y la N° 327, son las que, según Abad, necesitan mayor intervención. Sin embargo, lógicamente, todo quedará sujeto a los fondos que pueda conseguir Vialidad. “Gestionamos lo que podemos. Hasta hace muy poco, éramos el auxilio de la comuna y los municipios; ahora ya no estamos en muchas condiciones de hacerlo, pero sí las municipalidades tienen máquinas nuevas, que hasta hace poco no las tenían”, sentenció el titular de la DPV.

Fuente: LA GACETA

Noticias relacionadas