sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

Comenzaron las clases y la tarifa de los transportes escolares subió un 49%

 Comenzaron las clases y la tarifa de los transportes escolares subió un 49%

La Asociación de Prestatarios de Transportes Escolares acordó en asamblea la suba para lograr un valor rentable en la actividad.

Guillermo Totongi, presidente de la Asociación de Prestatarios de Transportes Escolares, confirmó que debieron incrementar la tarifa mensual “para poder tener rentabilidad” en el inicio del ciclo lectivo 2023. El año pasado, el valor mensual del servicio cerró en torno a los $ 10.000. Este año, en febrero los prestatarios acordaron elevar el monto a partir de ese mes y  pactaron $ 15.000 como tarifa testigo para el servicio completo –ida y vuelta entre hogar y escuela–, y $ 10.000 para el medio servicio –ya sea ida o vuelta–.

Si bien la tarifa testigo sirve como un punto de referencia para los transportistas, lo cierto es que el valor que efectivamente se cobra puede variar ampliamente en diversas zonas de Tucumán. Sebastián Amaya, transportista de Banda del Río Salí, manifestó que el precio del servicio en su ciudad varía entre los $ 7.000 y $ 7.500. “Son diferentes las realidades en Banda del Río Salí”, explicó Amaya. De acuerdo al presidente de la asociación, “cada colega maneja su contratación de acuerdo a las zonas, que son fundamentales para la aplicación de una tarifa.

Combustibles y reparaciones

Los transportistas coincidieron, sin embargo, en que el gasto más representativo para el sector es el del combustible. “Es abrumador el gasto que estamos soportando”, sostuvo Amaya, quien además detalló que en un día de trabajo, el pago de combustible ronda entre los $ 3.500 y $ 4.000. “Yo hago entre 120 y 130 kilómetros por día entre turno mañana y turno tarde”, aseguró. Dijo que transporta entre 30 y 35 estudiantes por día.  

Otro de los gastos fuertes para el sector está constituido por el mantenimiento que deben recibir los vehículos. “Todo lo que es reparaciones y cubiertas es otro tanto porque no se consiguen y lo que se consigue es carísimo; está prácticamente fuera de nuestro alcance reponer, renovar o cambiar”, comentó Totongi.

Además, el presidente de la asociación explicó que el año pasado se vieron obligados a resignar ingresos “para poder terminar el año lectivo y poder seguir con la cartera de clientes sin problemas”. Pese a ello, la demanda decreció, según sus cálculos, alrededor de un 15%. “Hace tres o cuatro años venimos en baja con la prestación de servicio; a este ritmo, si seguimos bajando, yo creo que en 4 o 5 años el transporte escolar va a desaparecer si no se le da algún tipo de vuelta de tuerca”, manifestó el referente de los prestatarios.

Noticias relacionadas