sábado 02 , marzo, 2024
San Miguel de Tucumán
33°

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 02 , marzo, 2024
San Miguel de Tucumán
33°

Ganadores a la Labor Periodística

Cristina Fernández de Kirchner y su hijo definen quién será el candidato y dos ya están preocupados

 Cristina Fernández de Kirchner y su hijo definen quién será el candidato y dos ya están preocupados

Sergio Massa, Wado De Pedro y Axel Kicillof son los tres candidatos sobre los que deberá definirse este fin de semana Cristina Fernández de Kirchner.

Hace dos meses, cuando el Frente de Todos todavía existía, un intendente que esta semana se juntó con la vicepresidenta y su hijo confesó: «Esto se resuelve cuando se junten Cristina con Máximo. Hasta ese momento, nadie sabrá qué va a pasar. Vos sabes cómo funciona esto», se sinceró.

El viernes, otro jefe comunal, que metódicamente encuesta e indaga sobre el humor social en su municipio, desde siempre conducido por el peronismo más allá de algún desvío hacia una tercera fuerza afín, llama a este periodista y pregunta con la típica frase: «¿Cómo la ves?».

Las dudas no radicaban en su fortaleza electoral, que es robusta, pero no tanto, ante lo que puede avecinarse como un «vendaval en contra» que puede llevárselo puesto a él y a muchos de sus colegas jefes comunales por el rechazo que tiene la marca oficialista, ahora reconfigurada en Unión por la Patria.

«Esto se gana con política. Acá vamos a tener que abrazarnos con todos y que arriba hagan lo que quieran», explicó. Su experiencia no está afectada por la lógica de un concejal más o uno menos, que siempre fue la marca registrada de las administraciones municipales. No. Ahora la preocupación es cómo quedar parado para el día después del tsunami. Quien más votos tiene, mejor negocia.

La madre y el hijo, que están en Santa Cruz todo el fin de semana, tienen una certeza. Axel Kicillof es el que mejor fideliza, por conocimiento y trayectoria, la intención de voto de Cristina Fernández de Kirchner. Otros referentes de Unión por la Patria sostienen que ninguno tracciona mucho más que el otro y que si bien la interna es «incómoda, hoy es imprescindible. No podes dejar a nadie afuera».

El otro dogma que manejan en la familia Kirchner es que en la provincia de Buenos Aires, donde quieren quedar parados para el día después de lo que suponen será una derrota nacional, nunca el gobernador, per sé, puso más votos que el candidato a presidente. El corte de boleta es casi inexistente, comparado con lo que se necesita para ganar una elección como esta.

«Preocupado no está. No es de abrirse con estos temas. Pero sí es cierto que su gente de confianza no quieren saber nada con el proyecto nacional en el que lo quieren envolver a Axel», dijo una dirigente que los conoce desde hace tiempo y trabaja con ellos.

«Igual, hará lo que Cristina le pida», aclaró. En tanto, Carlos Bianco, su mano derecha en todo, directamente, sostiene que «desvestimos un santo para vestir a otro. Para qué tocar lo que está bien», le dijo a varios que lo visitaron en los últimos quince días.

Cada vez que escucha que «el gobernador nunca saca más votos que el presidente», Daniel Scioli infla el pecho y contragolpea: «Yo saqué más votos que Néstor y que Cristina cada vez que me presenté». Indudablemente, su llegada desde afuera del mundo político, en su momento, le dio réditos y, después, la profusa campaña publicitaria lo consolidó.

Sin embargo, este fin de semana aparecieron las dudas sobre la «fortaleza» del embajador en Brasil, hasta ahora inmutable en su deseo de competir en las PASO. «No es por él, que va al frente sin importarle nada, sino en quienes dijeron que nos van a acompañar pero, si proponen lugares imposibles para intercalar en las listas del ganador, se quedan afuera, irremediablemente».

Es que ahora el kirchnerismo cristinista propone intercalar un lugar entre los seis primeros en las listas de concejales para las minorías y el séptimo. Lugar, por ejemplo, en la de legisladores provinciales de la Primera Sección electoral, que elije 15. Es decir, por más que sacaran la minoría requerida del 30%, la incorporación a la nómina final quedaría muy lejos de tener chances de ingresar a la legislatura provincial o a los concejos deliberantes.

Varios intendentes que nunca tuvieron una amigable relación con La Cámpora también esperan que el exmotonauta termine armando una estructura competitiva. Julio Zamora, Juan Zabaleta y Fernando Gray aparecen como los primeros tachados de la lista de Máximo Kirchner para que les habiliten a los candidatos que apoyará Cristina Fernández de Kirchner.

El viernes, en Tigre, Zamora volvió a compartir acto con Sergio Massa por la inauguración de un hípermercado. El ministro de Economía, en su discurso, habló cuatro veces de lo importante que era la «lealtad» para él. El intendente, en tanto, recordó que el nuevo Tigre había comenzado en los ’90 con el vecinalista Ricardo Ubieto. 

“Nadie nunca nos regaló nada. Siempre la ganamos peleando, así que, una más, no será novedad para nosotros», le confesó a MDZ uno de ellos. Otros, en tanto, están bajo presión. En el pasado, La Cámpora, Nuevo Encuentro, Kolina u otro partido del kirchnerismo duro les armó lista para competir. Ituzaingó, Florencio Varela, son dos ejemplos muy claros, pero hay otros donde el camporismo quiere renovación.

Noticias relacionadas