domingo 03 , marzo, 2024
San Miguel de Tucumán
20°

Ganadores a la Labor Periodística

domingo 03 , marzo, 2024
San Miguel de Tucumán
20°

Ganadores a la Labor Periodística

Cuatro poderosos rituales para hacer en Navidad y atraer abundancia en todo el 2024

 Cuatro poderosos rituales para hacer en Navidad y atraer abundancia en todo el 2024

Durante las festividades de diciembre, los argentinos mantienen tradiciones que involucran velas, el árbol de Navidad y otros elementos.

Las festividades de diciembre transforman este periodo del año en un momento especial. Muchas personas disfrutan de poner en practica tradiciones y rituales en Navidad para atraer prosperidad, salud y amor para el próximo año.

En la actualidad, la «manifestación» se volvió una herramienta común entre las personas para atraer buena fortuna y abundancia  a sus hogares.

Sin embargo, durante Las Fiestas, los argentinos mantienen tradiciones que involucran velas, el árbol de Navidad e incluso la elección de la ropa interior como medios para convocar la buena fortuna a sus hogares.

Cuáles son las tradiciones navideñas más populares

Monedas en el árbol de Navidad: el ritual para traer dinero y prosperidad

Garantizar la prosperidad económica futura se convierte en uno de los anhelos predominantes durante la temporada festiva, y para ello, surge un ritual peculiar que implica la participación activa del árbol de Navidad.

Esta tradición consiste en colocar siete monedas debajo del árbol navideño, una práctica destinada a atraer la abundancia financiera al hogar.

Algunas personas optan por emplear monedas auténticas, mientras que otros recurren a las conocidas monedas de chocolate. Estas últimas, según indican ciertos expertos, se consumen simbólicamente a la medianoche, invocando así la presencia del dinero.

Cabe destacar como dato adicional que la incorporación de adornos dorados en el árbol de Navidad también se considera un augurio propicio para atraer una buena fortuna económica, ya que este color simboliza la riqueza representada por el oro.

Muérdago para la protección: el ritual de Navidad más clásico

El muérdago, conocido por muchos a través de las películas navideñas estadounidenses donde simboliza el intercambio de besos entre parejas, adquiere en este contexto un papel crucial como elemento de resguardo para los miembros de la familia al abandonar su hogar.

Esta planta de pequeño tamaño fue históricamente vinculado con la fortuna y la prosperidad en diversas culturas.

La práctica recomendada es colocarlo en un jarrón dentro de la vivienda para resguardar a la familia, además de ubicar una rama en la puerta de entrada como símbolo protector para aquellos que salen de la casa.

Las velas navideñas y su poderoso significado

En muchos hogares las velas son un elemento imprescindible en las cenas navideñas. Los expertos sugieren que estas sean de tonalidades rojas, verdes o doradas, ya que cada color simboliza el amor, la salud y la abundancia, respectivamente.

Lo crucial es que estas velas ocupen un lugar central en la mesa y se combinen con decoraciones navideñas como el muérdago y el laurel. El encendido de las velas debe coincidir con el inicio de la cena navideña, creando así un ambiente festivo lleno de simbolismo y buenos augurios.

Sal para ahuyentar las malas vibras

La sal, más allá de su papel esencial en las cocinas argentinas, se convierte en un componente clave en los rituales de fin de año y Navidad, cuando las personas buscan prepararse de la mejor manera para dar la bienvenida al nuevo año.

En este contexto, la sal fue utilizada tradicionalmente como un elemento para atraer la buena suerte, ya que, según los expertos en estas prácticas, este compuesto químico tiene la capacidad de absorber las malas energías presentes en el hogar.

El ritual navideño implica el uso de sal marina, que se esparce en pequeñas cantidades por los rincones de la casa. Lo recomendable es realizar este proceso el día anterior y al final del día, se barre la sal, llevándola hasta la puerta de la casa y arrojándola hacia el exterior, eliminando así tanto la sal como la energía negativa acumulada.

Fuente: LA GACETA

Noticias relacionadas