sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

Paro inminente: empresas de ómnibus acusan una demora de $1.500 millones en subsidios

 Paro inminente: empresas de ómnibus acusan una demora de $1.500 millones en subsidios

Los trabajadores afiliados a UTA anunciaron que, si los haberes no son depositados hasta el viernes, concretarán medidas de fuerza el lunes.

Los usuarios de ómnibus de Tucumán corren riesgo de quedarse sin servicio el lunes próximo como consecuencia de un nuevo conflicto salarial generado por la crisis del transporte.

Representantes de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) afirmaron que no están en condiciones de cumplir con lo solicitado por la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), y todo hace pensar que no se depositarán los haberes correspondientes a julio hasta el viernes.

Según las cifras que aportaron en el sector privado, están pendientes de ser girados $750 millones del Gobierno nacional, y al menos otros $750 millones de parte del Gobierno provincial.

A ello se suma que, pese a haber sido sancionada la suba del boleto el 25 de julio por el Concejo Deliberante, el nuevo valor (pasará de $84 a $120) comenzará a regir a partir del sábado.

El vicepresidente de Aetat, Jorge Berretta, afirmó a «Buen Día», el matutino de LG Play, que el gremio de UTA anunció las medidas de fuerza «en tanto y en cuanto podamos cumplir con los salarios». «Es una decisión de ellos, y según lo que anunciaron, es irreversible», lamentó el representante del sector privado.

Luis García, directivo de la entidad, agregó que el este conflicto «es la misma película que se repite todos los meses» en Tucumán. Y detalló por qué financieramente los números no cierran para las firmas prestatarias.

«Las recaudaciones diarias por la venta de boletos alcanza apenas para circular, aunque en algunos casos tampoco se cubre este costo. Hablamos de combustibles y algunas reparaciones y gastos menores. La recaudación está totalmente devaluada; primero, por el precio político que determina el valor del boleto, y segundo, por la inflación», lamentó el representante de Aetat.

El segundo ingreso, añadió, es producido por los aportes estatales -del ámbito nacional y provincial- girados a través de subsidios. Estos recursos, remarcó García, permiten «hacer frente a la masa salarial».

«Lo de la Nación, todavía no llega (la partida) de julio, y no sabemos cuándo llegará. Y la de la Provincia, nos dijo que tenían disponibilidad de fondos para el 14 de agosto. Y se hace imposible el pago de la masa salarial sin esas compensaciones tarifarias», advirtió García.

Sostuvo luego que durante el último paro, pese a las gestiones de la Provincia ante la Nación para la liberación de los fondos federales, «tuvimos que salir a vender cheques» para saldar los haberes del personal. «Pero todos los meses no podemos trabajar de la misma manera. Si ya se sabe que va a pasar esto al momento de la liquidación de sueldos, ¿por qué no salen los subsidios en tiempo y forma?», planteó.

Por otro lado, consideró que es fundamental «sentarse y discutir la solución de fondo» con los distintos actores que tienen injerencia en el transporte público. «Hay una desproporcionalidad terrible con el AMBA”, apuntó.

«Estamos viviendo momentos desesperantes», advirtió Berretta

Berretta apuntó hacia las tres órbitas del Estado (nacional, provincial y municipal) por la crisis en el transporte.

«(La Intendencia) no promulgó una ordenanza que fue vota unánimemente (por los concejales)», cuestionó Berretta. Y aseveró que la Capital «nunca aportó compensaciones tarifarias», algo que sucede en otros distritos del país, como Córdoba, y que ayudan «a morigerar el impacto» de las tarifas «en el bolsillo de los usuarios».

Planteó luego que «la Provincia entró en la misma sintonía y el mismo accionar del municipio». «Se ignoran los problemas de los que son responsables los poderes concedentes», añadió.

Berretta advirtió que el último paro de UTA, que se llevó a cabo hace un mes, «se levantó con la venta de cheques o descuento en bancos». «O sea que no hizo ningún esfuerzo el Gobierno provincial», marcó.

Y preguntó «qué servicio o artículo de primera necesidad no aumentó en los últimos 10 meses», como sucede con los colectivos, dado que el último ajuste data de noviembre de 2022.

«Desde entonces, nosotros hicimos frente a una suba salarial del 124%; en insumos, la suba fue en promedio del 100%. Y desde que se presentó el estudio de costos (ante el Concejo), el gasoil aumentó tres veces», enumeró.

Y cuestionó con dureza la inequidad en el reparto de los fondos nacionales asignados al área metropolitana de Buenos Aires y al interior. «Las empresas estamos viviendo momentos desesperantes», aseveró Berretta.

El representante de Aetat afirmó en la entrevista con «Buen Día» que los empresarios «no somos magos», y que el reclamo «no es especulativo».

A modo de ejemplo, explicó que el municipio de San Miguel de Tucumán aporta unos $20 por cada pasaje del boleto estudiantil gratuito; y aseveró que la Provincia adeuda «cuatro meses de 70.000 jubilados que tienen su viaje, y que los vamos a seguir llevando mientras estemos de pie». «Pero nos deben cuatro meses», insistió. Y reprochó: “hay funcionarios que no funcionan”.

El escenario es de «crisis terminal», anticipó Enrique Romero

El subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, Enrique Romero, sostuvo que la crisis del transporte «se resuelve generando un plan estratégico para los próximos 30 años».

El primer eje, apuntó el funcionario alfarista, debe ser «el equilibrio de los subsidios que la Nación otorga al sector», y que «debería ser de un 45% para el interior».

Propuso además «10 años de incentivos fiscales» y «crear un fondo fiduciario» también por una década «para financiar las reconversiones del transporte de pasajeros».

Romero afirmó que se debe «exigir a los empresarios la presentación de una propuesta de reconversión completa de su flota en tres años»; también «potenciar el trasbordo y eliminar los recorridos que se superponen».

El subsecretario de Tránsito consideró importante «pasar de las tarjetas Ciudadana y Metropolitana a la SUBE», y también generar «carriles exclusivos para le transporte público».

Romero además enumeró una serie de cifras 

«Si tomamos el Gran Tucumán, donde circulan 800 colectivos de un total de 1.200 de la provincia, estos recorren 6.500 kilómetros por mes cada uno; o sea, un total de 5.200.000 kilómetros mensuales. Esos 800 colectivos del Gran Tucumán consumen 3.120.000 litros de gasoil por mes (130 por día), por un monto de $ 854,88 millones a razón de $274 el litro, que representa el 35% del Costo Operativo», detalló.

Indicó que los choferes perciben «un salario de $404.000 inicial, e incluyendo los (montos) no remunerativos, escalafón y todos los ítems, llegaría a $540.000: un 65% del costo operativo, o sea $2.052 millones mensuales».

El funcionario agregó que «la Nación destina $50.000 millones en subsidios para el transporte, de los cuales solo $9.000 millones son para los 14.000 colectivos del interior, y sólo $720.000.000 mensuales corresponden a Tucumán». «O sea, el 8% del total», explicó.

La Provincia, añadió Romero, «aporta $740 millones por mes, que sumados al aporte de la Nación ($720 millones) son $1.460 millones mensuales, contra los $2.052 millones de salarios».

«Como vemos, mientras que al AMBA -que tiene 18.000 colectivos- la Nación le destina $41.000 millones, al Interior que tiene 14.000 colectivos, solo $9.000 millones. Los números no cierran. El salario representa un 65% del costo
operativo; el gasoil, un 35%; y repuestos, un 15%. O sea, un 115% sólo en estos tres rubros, que lo ubica al Transporte en una crisis terminal», enfatizó Romero.

Y planteó que, «en la actualidad, hay empresas que carecen de crédito para conseguir gasoil». «Si en la coyuntura no se resuelve inmediatamente el incremento de subsidios para el Interior, a fin de año habrá quebrantos y aumento del precio del boleto nuevamente», anticipó el funcionario. 

Fuente: LA GACETA

Noticias relacionadas