miércoles 24 , abril, 2024
San Miguel de Tucumán
16°

Ganadores a la Labor Periodística

miércoles 24 , abril, 2024
San Miguel de Tucumán
16°

Ganadores a la Labor Periodística

PASO 2023: Milagro Sala y Julio De Vido piden que no los nombren para hacer campaña

 PASO 2023: Milagro Sala y Julio De Vido piden que no los nombren para hacer campaña

Argumentaron que sienten «humillados» y «estigmatizados».

Se acercan las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y tanto la dirigente social Milagro Sala como el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido le pidieron a la Justicia que les prohíban a los candidatos presidenciales de Juntos por el Cambio nombrarlos durante la campaña. 

Realizaron ese planteo ante la jueza electoral nacional, María Servini, porque consideran que usan sus causas judiciales para obtener votos. Las presentaciones se hicieron por separado. Señalaron que Patricia Bullrich y la fórmula Horario Rodríguez Larreta-Gerardo Morales utilizan sus nombres para hacer campaña con las causas judiciales en las que están condenados de una manera “humillante” y estigmatizante” con el fin de obtener votos.

El fiscal electoral nacional, Ramiro González, dictaminó no aceptar los planteos porque consideró que los pedidos no son competencia del fuero electoral ni tampoco del penal y que deben canalizarse por otra vía judicial, según informaron al portal Infobae fuentes judiciales. Ahora debe resolver la jueza Servini.

El pedio de Milagro Sala

La dirigente jujeña presentó el lunes pasado un amparo. Allí reclamó que “se haga cesar y se impida en adelante, todo acto de difusión, publicidad y/o comunicación por cualquier medio que, con fines electorales, en el marco de la actual campaña a presidente y otros cargos nacionales, que utilice mi nombre o mi situación judicial para captar la voluntad del electorado o cualquiera fuera su finalidad implícita o explícita”.

Puntualmente, demandó a Bullrich, Rodríguez Larreta y Morales que, como candidatos -dijo Sala- “realizaron declaraciones y anuncios públicos de campaña que me afectan gravemente ya que constituyen actos de humillación pública, absolutamente infundados, demostrativos de la clara persecución política de la que soy víctima desde el mismo momento de mi detención”.

Sala está bajo prisión domiciliaria por condenas firmes por casos de corrupción ratificadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Sostuvo que esas condenas son las que los candidatos utilizan en la campaña, sumada a la que se inició hace pocos días por los piquetes en las rutas nacionales en Jujuy.

Explicó que los candidatos ejercen distintos tipos de violencia en su contra y que sufre un “peligro inminente”: “que el electorado de Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales se sientan alentados a ejercer directamente violencia en mi contra”. Y citó el intento de homicidio de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner.

El caso de Julio de Vido

De Vido planteó que los candidatos de Juntos por el Cambio “han sido promotores de mi estigmatización pública a través de los medios masivos de comunicación, incluso han sido firmantes de mi desafuero público”.

El ex ministro criticó puntualmente a Bullrich que era la ministra de Seguridad de la Nación en 2017 cuando fue detenido. Señaló que hizo una “difusión pública de mi prisión” y con Gendarmería Nacional “montó un show infundado en mi domicilio al solo efecto mediático”. De Vido está condenado por la tragedia de Once y por la compra de trenes en desuso a España y Portugal. Aclaró en su escrito que las condenas no están firmes y las calificó como “claramente persecutorias”.

“En esta oportunidad y con esta presentación busco evitar cualquier acto de violencia y estigmatización personal o contra mis cinco hijos, diez nietos y cuatro bisnietos”, dijo De Vido y aclaró que en estas elecciones no es candidato a ningún cargo y “públicamente he manifestado que tampoco soy adherente a Unión por la Patria es decir no compito en modo alguno con ninguno de ellos y no sostengo ninguna campaña del hoy oficialismo”.

Fuente: LA GACETA

Noticias relacionadas