sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

Secuestros extorsivos: en Tucumán la mayoría tiene que ver con la droga y muy pocos encuentran resolución

 Secuestros extorsivos: en Tucumán la mayoría tiene que ver con la droga y muy pocos encuentran resolución

Lenta pero inexorablemente, la droga fue entrando en Tucumán. En pocos años pasó de ser una noticia de tapa cuando se descubría a algún traficante en la provincia, a una parte más de la agenda cotidiana, a tal punto que casi cada operativo policial, por el motivo que fuera, incluye el hallazgo de un kiosco dedicado al narcomenideo.

Pero la droga nunca llega sola. la aprehensión del comisionadao rural de Villa de Medinas, Diego Figueroa, puso otra vez en el centro de la escena una actividad ilícita: el secuestro extorsivo. En los últimos cinco años, justamente en relación con el avance del narcotráfico y del microtráfico de drogas, esta modalidad delictiva se instaló en un lugar destacado en la agenda de los investigadores y en las estadísticas criminales.
El funcionario que se preparaba para asumir su segundo mandato en las próximas semanas fue apuntado como el líder de una banda que en diciembre pasado secuestró a dos jóvenes para exigir un rescate de $ 9 millones. Los defensores de algunos detenidos rechazaron los cargos. Informaron que en realidad todo se trató de una supuesta estafa.

Según dijeron , pretendían recuperar la millonaria inversión que habían realizado al comprarle bolsas de azúcar al padre de las víctimas, quien nunca entregó el producto. Aseguraron que presentarán papeles para demostrar la maniobra. “Pueden decir lo que quieran, privar de la libertad a tres personas, mantenerlos retenidos y exigir el pago de un rescate, es secuestro extorsivo”, indicó un investigador.

El primer caso que sacudió a Tucumán ocurrió el 6 de febrero de 1987 en pleno Barrio Norte, y fue el secuestro del empresario Rafael Berardi,. Los captores comenzaron a llamar a sus familiares para exigir el pago de U$S 2 millones para liberarlo.

Por una serie de errores, el rescate no pudo ser entregado y el cuerpo del hombre de 60 años fue hallado 15 días después a la vera de la ruta 30. El ex juez federal Jorge Parache acusó a Jorge Munir “El Loco” SaadeRoque Di Paoli (falleció cuando lo estaban por detener), Giorgio “Chacho” López Demetria Helena “Elenita” Sarmiento. Los señalados nunca afrontaron un tribunal y el caso quedó impune.

31 años después los tucumanos volvieron a sorprenderse con una noticia por un hecho de estas características, lo que no implica que no se hayan registrado otros. En abril de 2018, un grupo comando secuestró a Margarita Toro, sospechada de dirigir una red de narcomenudeo en Villa 9 de Julio. 

Sus familiares pagaron $ 500.000 para que la liberaran. El fiscal federal Pablo Camuña llevó adelante la investigación y logró desarticular la banda que estaba integrada por los líderes de “La Inimitable”, la barra brava de Atlético. Todos sus miembros fueron condenados en un juicio abreviado.
Hubo otros casos vinculados al submundo del narcotráfico que nunca fueron esclarecidos. Por ejemplo, el de Gonzalo Figueroa. El joven fue secuestrado en diciembre de 2019 en la esquina de 25 de Mayo y Chile y liberado horas después en Santiago del Estero. La víctima dijo que los delincuentes le pedían que sus familiares pagaran $ 800.000 que había conseguido por la venta de un camión.

Los investigadores siempre sospecharon que lo habían capturado por una cuestión de drogas. No se pudo avanzar mucho porque la víctima fue asesinada un año después, muerte que provocó una ola de venganza protagonizada por Miguel “Miguelón” Figueroa, investigado por droga, que está acusado de cometer tres homicidios.

Una semana después, un grupo ingresó a una vivienda del barrio Ampliación Los Vallistos y se llevó a Jorge “Manzanita” Ríos, ex pareja de Nilda “La Cabezona” Gómez y exigieron el pago de $ 250.000 para liberarlo. La víctima, que fue condenada por una causa de drogas, nunca confirmó si abonó el rescate. La causa no avanzó.

El 12 de abril fue hallado con vida en Bolivia un hombre que había sido víctima de un secuestro extorsivo en Tucumán.
 La víctima de 35 años había viajado desde ese país hacia la Argentina a mediados de marzo, y dos días después de su arribo un grupo de personas lo mantuvo cautivo y contactó a su familia exigiendo U$S 50.000. La investigación realizada por el fiscal Agustín Chit terminó consiguiendo el procesamiento de cinco personas. Al parecer, el extranjero debía traer droga.

“El problema es que muchos casos no se denuncian y no sabemos lo que realmente está pasando”, explicó un investigador. “Varios de estos casos se conocieron porque algún familiar denunció sin consultar a los líderes de las organizaciones. Después se arrepienten o no colaboran con la pesquisa para evitar quedar en evidencia”, añadió.

En Tucumán, operaba una banda integrada por policías en actividad y delincuentes comunes que se dedicaban a cometer secuestros y robar droga a narcos. Semanas atrás, dos miembros de la Federal, dos de la provincia y un civil fueron condenados por haber capturado en junio de 2021 al chofer de un taxi que habría estado relacionado al narcomenudeo. Los penados, según la investigación que realizó el fiscal federal Camuña, exigieron dinero o droga a cambio de su liberación.

En febrero de 2019 hubo un hecho insólito en Famaillá. Cinco policías uniformados quedaron filmados cuando se presentaron en el domicilio de Jorge Nasif (sospechado de dedicarse a la comercialización de drogas en esa ciudad) para, supuestamente, asaltarlo. La víctima logró escapar por los techos. Con el correr de los meses, tres de los uniformados fueron identificados y detenidos. En las audiencias, quedó al descubierto que uno de ellos trabajaba para “Miguelón” Figueroa. Los miembros de la fuerza fueron condenados y en las últimas horas rechazaron todos los recursos de impugnación que presentaron sus defensores.

Por ese caso, el fiscal Chit pudo resolver otro secuestro. Un productor reconoció a uno de los efectivos. Denunció que un grupo de uniformados se presentó en su campo de Santa Rosa de Leales y le exigieron que le entregaran un auto y dinero para evitar que le armaran una causa por cultivar plantas de marihuana en ese lugar. Lo privaron de la libertad y lo mantuvieron en diferentes lugares hasta que sus familiares entregaron un auto y dinero. Meses después fueron detenidos tres efectivos en actividad y tres retirados. Descubrieron que todos los sospechosos estaban vinculados.

Pese a que son más de 10 los miembros de esta banda condenados o procesados, son varios los indicios de que existen más implicados que siguen delinquiendo. “Tienen cierta impunidad, cuentan con información muy valiosa y pueden enterarse cuando los estamos persiguiendo. Es una combinación muy peligrosa”, agregó una fuente judicial. “Lo importante es que ahora existen más recursos para investigar y perseguirlos. Por ejemplo, contamos con el Departamento Antisecuestro Norte de la Policía Federal”, destacó el informante.

En julio de 2021, la Justicia Federal logró dictar la primera condena por secuestro extorsivo en nuestra provincia. El fiscal Camuña investigó y llevó adelante el juicio contra una banda liderada por Ariel Arturo Fernández Fara por dos secuestros cometidos en 2017. En septiembre raptó a un martillero público al que liberaron luego de que les entregara $ 100.000 y el título de una Toyota Hilux. Tres meses después, hicieron lo mismo con un ejecutivo del ingenio San Juan al que le exigieron un millonario rescate, pero sólo consiguieron $ 7.500 y un contacto para hacer negocios en la venta de la planta fabril.

La noche del 9 de marzo de 2020, un chico de cuatro años fue raptado de su casa sin que se enteraran sus familiares. Luego, llamaron a su padre para demandar el pago de $ 2 millones, que un pariente directo había cobrado recientemente como parte de una indemnización. Dos hombres y una mujer fueron aprehendidos porque uno de los imputados se arrepintió y liberó al menor. Los tres involucrados recibieron sendas condenas en abril de este año.

Fuente: CONTEXTO

Noticias relacionadas