sábado 25 , mayo, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 25 , mayo, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

Adelanto de inflación: la desaceleración de noviembre no marca una tendencia

 Adelanto de inflación: la desaceleración de noviembre no marca una tendencia

En noviembre se registró una desaceleración de la inflación según la consultora mendocina Evaluecon. Aunque el dato oficial de Índice de Precios al Consumidor (IPC) será confirmado el próximo jueves por el Indec, la tendencia implica una desaceleración ya que en noviembre de 2022, comparado con el mismo mes de 2021, los precios subieron 3,22%. En octubre, el incremento anual había sido de más de 6%.

En tanto, en la medición mensual y en relación con octubre, se registró una baja de 0,94%. Según el informe, en los últimos doce meses se acumula una inflación de 70,20% mientras que en lo que va del 2022 la misma es de 60,44%. Desde la consultora subrayaron que “noviembre trajo cierta calma, pero una mentirosa, porque sigue la inflación mensual con piso del 6% en promedio”.

En este sentido, el economista José Vargas, responsable de Evaluecon, recordó que diciembre es un mes estacional en el que habrá mayor inyección de dinero por bonos de fin de año, medio aguinaldo, incrementos salariales y, entre otros, el nuevo IFE anunciado. Las compras de fin de año y el movimiento previo a vacaciones impactarán en precios, por lo que el economista estimó que el año cerrará con una inflación en torno al 100%. 

“Pese a la tasa decreciente registrada en noviembre, se observa una inercia fuerte y peligrosa para el primer trimestre, dado que enero y marzo también son meses estacionales”, observó Vargas. Según su visión, con los datos de hoy y la inercia existente, será muy difícil bajar estos números el año que viene.

Lo que más subió y el impacto de los alimentos

Entre lo que más aumentó durante noviembre, se destacan medicamentos, educación privada, servicios médicos, alquileres, indumentaria, calzado, y esparcimiento. No obstante, los alimentos –entre los que se despegaron los valores de harina, pan, aceite, fiambres; entre otros- también tuvieron incrementos importantes.

“Los precios de los alimentos son los que más venían subiendo en los últimos doce meses. En noviembre la suba fue menor, pero retomará ese sendero en diciembre (estacional) lo que deja inercia importante”, destacaron desde la Evaluecon.

Esta situación impacta de manera directa en las canastas básicas Alimentaria (CBA) y Total (CBT). Así, pese al número del IPC en general, es preciso tener en cuenta cómo impactan los mismos en las situaciones familiares, así como en la Canasta Básica Total (CBT), que es lo que necesita una familia para no ser considerada pobre según los parámetros oficiales.

Casi $190.000 para no sentirse pobre

Según la Canasta Básica Alimentaria (CBA) medida por Evaluecon, una familia tipo necesitó $1.900 por día para comer durante noviembre, mientras que ese costo fue, por persona, de $475.

En tanto, para cubrir las necesidades de la CBT, una familia de dos adultos y dos niños tuvo que disponer de $6.267 por día para vivir; número que, por persona, fue de $1.567. La CBT para noviembre fue, así, de $188.000 para que una familia tipo “no se sienta pobre o no perciba que está en niveles de pobreza”.

En octubre, el ingreso que precisó una familia tipo para no sentirse pobre fue de $181.300. “Esta familia tipo no se sentía pobre o cumplía con las condiciones necesarias para sentir que vive dignamente”, expresó el informe de Evaluecon.

Agregó que el presupuesto familiar se disparó por el alquiler que viene en alza, con un piso para diciembre del 80% para renovaciones. A eso se sumó medicina prepaga, cuota de colegios privados, clubes deportivos, boleto colectivo y servicio doméstico; entre otros. “Lamentablemente, más allá del impacto de los precios en el IPC, en la CBT es mucho mayor por la incidencia que tienen los aumentos en los rubros que la componen y la sensibilidad de los mismos para las familias”, destacó el trabajo.

Los principales rubros medidos

El informe de Evalulecon explicó que la medición de la pobreza con el método de la “Línea de Pobreza” consiste en establecer, a partir de los ingresos de los hogares, si éstos tienen capacidad de satisfacer -por medio de la compra de bienes y servicios- un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales.

El procedimiento parte de utilizar una CBA y ampliarla con la inclusión de bienes y servicios no alimentarios como vestimenta, transporte, educación, salud, etc., con el fin de obtener la CBTAmbas canastas se valorizan cada mes con los precios relevados por el Índice de Precios al Consumidor.

Es importante mencionar que para medir la CBT se han tenido en cuenta los gastos promedios mensuales (redondeados para obtener valores más precisos y claros) de una familia promedio/típica/representativa mendocina. Es importante aclarar que el detalle de gastos no incluye educación ni medicina privad, con lo que incorporando estos capítulos, el valor total sería aún mayor.

Estos gastos son los siguientes:

Alquiler: $70.000

Alimentos y Bebidas: $57.000 (incluye elementos de limpieza, tocador, etc.)

Indumentaria: $28.000

Transporte: $8.400 (sin incluir gastos de vehículo, sólo gastos de colectivos)

Atención Médica y Gastos para la salud: $7.900 (sin incluir personas con tratamientos permanentes)

Gastos varios: $7.900

Impuestos y servicios: $7.200

Gastos educación: $1.600 (sin incluir cuotas a colegios privados, ni transporte escolar)

Noticias relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *