jueves 30 , mayo, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

jueves 30 , mayo, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

El dato que preocupa al Gobierno y anticipa una alta inflación en enero

 El dato que preocupa al Gobierno y anticipa una alta inflación en enero

La medición de la inflación de enero realizada por la Ciudad de Buenos Aires estuvo cerca del 7% y anticipa un número similar al que informará el Indec a nivel nacional.

Por el mayor peso de los servicios en el gasto de los hogares porteños, la medición de la inflación de enero en la Ciudad de Buenos Aires habría rondado el 7%. Y el índice de CABA volvería a ser superior al del Indec.

El mes pasado, nuevamente los precios y tarifas de los servicios y de los precios regulados por el Estado y las Provincias tuvieron incrementos muy superiores al resto. Y, como de acuerdo a la Dirección de Estadística y Censos de CABA los servicios pesan un 58,59% en el Índice promedio general mientras a nivel nacional rondan el 35%, la inflación promedio porteña sería superior a la que informe el Instituto Nacional.

En la Ciudad de Buenos Aires, los gastos en vivienda (como alquileres y expensas), agua, electricidad, gas y otros combustibles inciden 17,43% en el índice, un poco más que los alimentos (17,13%). En cambio, por ejemplo, los alimentos ponderan un 35% en el NOA y NEA y los gastos vinculados a la vivienda entre un 7 y 8%.

Lo mismo pasa con el transporte. En CABA pesa el 11,44% versus el 8,41% en el NEA. La Salud pondera un 8,7% en CABA –por el peso de las prepagas- contra un 5,26% en el NOA. Y Restaurantes y Hoteles pesan un 9,58% en el IPC porteño y apenas el 4,96% en el NEA.

Lo que viene pasando en los últimos meses es que los precios y tarifas de los servicios vienen subiendo por encima de los bienes. Por ejemplo, en diciembre en la Ciudad, los servicios aumentaron el 6,1% y los bienes, el 5,2%. Aplicando las ponderaciones, el índice porteño arrojó un promedio del 5,8% versus un 5,1% del Indec a nivel nacional. Una diferencia en más o menos de 0,7 puntos.

En enero se repitió esto mismo por el aumento de las tarifas del transporte público, de los servicios de telefonía móvil y el alza de los precios de los vehículos. En Salud, se destacaron el aumento de las prepagas (6,9%) y los valores de los medicamentos y las subas relacionadas con el esparcimiento y turismo. Por eso se descuenta que la inflación porteña podría acercarse al 7%.

Con la disparada del precio de la carne y otros alimentos se descuenta que en febrero se invertirían los índices y la medición del Indec sería superior al IPC porteño, acortándose las diferencias y hasta podrían alinearse los índices inflacionarios de los últimos meses. Finalmente, a pesar de las diferencias mensuales, en 2022 el IPC Nacional fue del 94,8% y el IPC porteño del 93,4%.

Noticias relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *