sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

La decadencia del salario: entre las estadísticas y la realidad

 La decadencia del salario: entre las estadísticas y la realidad

El especialista en empleo y trabajo analiza las estadísticas laborales oficiales y explica por qué son muy relativos los datos de crecimiento del salario. También deja en claro que los ingresos de la actividad privada están literalmente «arruinados».

Mes a mes vemos cómo el Gobierno nacional difunde y se enfervoriza con los datos de empleo en los que, según sus índices, lleva 21 meses consecutivos de crecimiento y que el universo de trabajadores registrados llega a los 13 millones de personas.

Lo cierto es que el empleo que más creció es el empleo público con un 1,5% en comparación al 2021, colocándose en 3.450.000 de trabajadores que viven del Estado. Como especialista en trabajo y empleo, es lo que más me preocupa. Un Estado enorme, deficitario y transformándose en una empresa al servicio de políticas populistas, innecesarias y vacías de contenido.

Seguimos viendo pasar políticas públicas de empleo y generación de nuevos puestos de trabajo, que estén a la vanguardia del trabajo del futuro, la modernización y la educación laboral en manos del futuro de los jóvenes de la generación Y y Z.

Esta generación, según un estudio de WeWork junto a Michael Page, remarco que éstos prefieren un trabajo flexible, remoto y equilibrando con un buen estilo de vida, que les pueda concretar sus metas. Estos “nómades digitales” están altamente capacitados y con un potencial educativo que la Argentina hace 15 años que desconoce.

Claro, los últimos gobiernos nacionales se ocuparon de generar y estancar la pobreza como un estilo de vida y el asistencialismo sin extremos, donde pedirle al Estado formó parte de una nueva generación que, lejos está de la que menciona anteriormente.

Esta generación de 2003 a la actualidad, tiene una noción de trabajo precario, sin educación, sin capacitación y con fuerte tilde partidario extremista, en el que la clandestinidad, para seguir mamando del Estado nacional, es la joya de esta era.

Clandestinidad que, a las claras vemos cómo 6 millones de argentinos abrazan el trabajo en negro, como un logro y un puente al asistencialismo extremos, provocando la completa destrucción del empleo genuino y la generación de la cultura del trabajo y del mérito propios.

Veamos el empleo privado. En la actualidad, 6,3 millones de asalariados privados están dentro del sistema del mercado laboral genuino. Primero comenté cómo la clandestinidad destruye el empleo. Ahora voy a contar cómo el trabajo dejó de ser digno y redituable, viendo los básicos de los principales Contratos Colectivos de Trabajo (CCT) como «reguladores» de las actividades principales, que arropan el 85% del mercado laboral registrado.

El trabajo registrado asalariado en nuestro país, está totalmente tutelado por un sistema sindical, obsoleto y atrasado, sin decir “antidemocrático” y mafioso.

Pero veamos cómo los salarios de los privados, tutelados por los sindicatos, están y estarán siempre por debajo de la línea de pobreza, siendo insostenible que una familia tipo pueda llegar a fin de mes.

Aquí van algunos ejemplos de contratos colectivos de trabajo, ordenados por Rama/Actividad básico más elevado:

  • 296/97 Telecomunicaciones $ 373.039
  • 264/95 Seguros $ 336.952
  • 508/07 Carga y Descarga $ 243.700
  • 264/95 Seguros $ 239.369
  • 18/75 Bancaria $ 237.393
  • 272/96 Pastelería $ 215.707
  • 40/89 Camioneros $ 210.112
  • 24/88 Pizzeros locales $ 199.674
  • 60/89 Gráficos $ 189.256
  • 24/88 Fabrica de Pizzas $ 179.508
  • 273/96 Heladeros $ 178.111
  • 24/88 Empanaderos $ 176.274
  • 389/04 Gastronómicos $ 173.171
  • 24/88 Churreros $ 160.167
  • 739/16 Alfajoreros $ 153.303
  • 652/12 Calzado $ 125.297
  • 74/99 Maestranza $ 122.748
  • 130/75 Comercio $ 111.520
  • UPACP Casa particular S/retiro $ 102.588
  • UPACP Casa particular c/retiro $ 92.099
  • 387/04 Algodones (Hora) $ 1.471,72
  • 420/05 Aceiteros (Hora) $ 1.471,72
  • 797/22 Plásticos (Hora) $ 970,50
  • 260/75 Metalúrgicos (Hora) $ 577,75

El cuadro que estamos viendo ilustra 24 actividades laborales, que encierran más de 5 millones de los 6,3 asalariados privados.

Podemos ver cómo el sindicato de las telecomunicaciones (Telefónica/Movistar, Telecom/Personal y Claro) tiene su básico, su base de salario más alta con $ 373.039. Este salario, que puede llevar presentismo, antigüedad y algún plus convencional, es el salario bruto donde, aún no sufrió los descuentos de ley y sindicales. Estos del 17% y aproximadamente entre el 2 y el 6% los segundos.

Acá podemos ver cómo, el salario neto, de bolsillo de la actividad privada en nuestro país, ronda los $ 300.000.

Ahora, veamos la canasta básica total (CBT), según Indec a febrero de 2023, que está en $164.000. La CBT comprende todos los alimentos básicos que satisfacen las calorías mínimas de un hogar promedio, más algunos servicios como salud, educación comunicaciones y transporte.

Si tomamos en cuenta el salario más alto de la Argentina, que ya vimos, en mano es de $ 300.000 promedio, descontando la CBT nos queda la mitad, aproximadamente $ 145.000. Si esa persona alquila un departamento, paga impuestos, tarifas, transporte público o nafta de un vehículo, recreación y esparcimiento y salud, con $ 145.000 no paga ni la mitad de lo mencionado.

Nos damos cuenta cómo nos mienten en la cara, como este Gobierno, su porta mentiras y el séquito de inoperantes, varios de los cuales rodean al Presidente de la Nación, le quieren hacer creer a una sociedad que la Argentina no para de crecer, que el empleo crece todo el tiempo y que los argentinos vivimos bien.

Con un simple ejemplo sacado de la realidad y de la vida laboral, del mercado de trabajo, nos damos cuenta que los ingresos de 6,3 millones de argentinos es una pobreza. Seamos claros, sin políticas públicas de empleo, sin cultura del trabajo, sin capacitación de los jóvenes, futuro de nuestro país y sin pensar en la modernización y ayornar las leyes laborales, no hay futuro del Trabajo y desarrollo económico.

De a poco, sin reformas estructurales al mercado del trabajo y revisar todos los CCT, Argentina seguirá en la decadencia del salario, única fuente de ingresos.

 Juan Pablo Chiesa es abogado especializado en Empleo y Políticas Públicas, escritor, docente y presidente de Aptitud Renovadora.

Noticias relacionadas