sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

sábado 15 , junio, 2024
San Miguel de Tucumán

Ganadores a la Labor Periodística

Fondos no reintegrables: el alfarismo salió a la carga contra los intendentes radicales

 Fondos no reintegrables: el alfarismo salió a la carga contra los intendentes radicales

Ni las fiestas de fin de año trajeron serenidad a la interna de Juntos por el Cambio (JxC). Dirigentes alineados con Germán Alfaro (PJS) salieron a la carga -y en duros términos- contra los intendentes radicales Mariano Campero (Yerba Buena), Alejandro Molinuevo (Concepción) y Sebastián Salazar (Bella Vista), quienes le bajaron el tono a la polémica por el giro de fondos no reintegrables para municipios oficialistas y algunos hasta afirmaron que no se sienten discriminados por la Casa de Gobierno.

El concejal Rodolfo «Johnny» Ávila lanzó fuertes declaraciones contra los jefes municipales, a los que acusó de tener una “vergonzosa y patética actitud genuflexa” hacia el Poder Ejecutivo provincial. “Es increíble su actitud de no querer molestar al señor gobernador interino con algunas declaraciones. Al final pareciera ser que se jefe político es (OsvaldoJaldo y no (RobertoSánchez. ¿Con esta actitud quieren ser gobierno? ¿Así quieren integrar un frente opositor?”, disparó.

Campero, Salazar y Molinuevo, quienes impulsan la candidatura a gobernador de Sánchez, se reunieron con el mandatario y con el ministro Miguel Acevedo (Interior) tras la polémica que se generó porque el Poder Ejecutivo giró a nueve municipios con gobierno peronistas $ 2.225 millones no reintegrables en sólo dos días. Luego del encuentro, los jefes municipales manifestaron que hay obras que trabajan en conjunto con la Provincia y que no sienten que sus distritos sean discriminados, aunque sí opinaron que se debe reformar el sistema de coparticipación.

“No hay que ser un experimentado en política para darse cuenta que estos Intendentes serán punteros de Jaldo y Manzur en las próximas elecciones”, embistió Ávila.

Premios y castigos

Raúl Pellegrini, miembro de la bancada alfarista en la Legislatura, también salió al cruce de la actitud de los tres intendentes. “Esto se explica de manera muy sencilla: estos muchachos, entiendo que por dependencia del Ejecutivo, dejan de lado los valores que fueron bandera de Alfonsín y resignan la defensa de la República para poder pagar los sueldos de sus municipios. Claramente entienden el juego de premios y castigos y saben que deben estar con Jaldo y Manzur para recibir premios, si no sufrirán las consecuencias” comentó.

El legislador, que ponderó que la Capital logró una autonomía total, dijo que JxC debe estar cada vez más unido y elegir a sus mejores dirigentes para ser gobierno. “Por ser el único real defensor de la República, Germán Alfaro debe encabezar este nuevo camino”, manifestó.

«Pacto con el oficialismo»

En un tono similar se despachó el secretario de Servicios Públicos capitalino, Carlos Arnedo. «Queda cada vez más en evidencia que estos intendentes, que se dicen opositores, tienen un pacto con Jaldo. Siendo supuestamente opositores, es inadmisible que avalen el reparto discrecional de fondos que hace el oficialismo. Son impuestos que pagan los tucumanos y que van directo a financiar la campaña de Jaldo», indicó.

«Campero, Salazar y Molinuevo están vendiendo el futuro de Juntos por el Cambio y la esperanza de miles de tucumanos aceptando el ‘pacto’ que les ofreció el oficialismo. Queda más que claro que en el fondo hay un plan para desintegrar a la oposición ejecutado por Jaldo con la complicidad de los intendentes radicales. Esto demuestra, una vez más, que la oposición en JxC es Germán Alfaro”, añadió Arnedo.

Cuestionamientos radicales

El asesor secretario de la Municipalidad, José Luis Avignose, sostuvo que no tiene dudas de que existe algún tipo de relación de los intendentes con el PE. “Mientras todos sospechamos de la discrecionalidad con respecto a los fondos no reintegrables que se giran, donde a ellos no los incluyen, graciosamente manifiestan que no se sienten discriminados. Mientras la UCR acusa al Gobierno de girar fondos para aumentar la jugosa caja con fines electorales, ellos chochos dicen otra cosa. Ya somos grandes y nadie es inocente”, cuestionó el ex concejal.

El legislador José Ricardo Ascárate, crítico de la gestión de Sánchez en el partido, calificó de “vergonzosa” la posición que tuvieron, incluso en contra del pronunciamiento de la Junta de Gobierno de la UCR.  “Según ellos, lo que era inadmisible, ahora es admisible”, fustigó.

“Hay municipios que reciben $ 500 millones de aportes no reintegrables para hacer obras que nadie sabe cuáles son; mientras que otros no reciben nada y están esperando que le den una migaja. Está bien que los municipios no rindan cuentas, que a unos le den $ 500 millones, a otros $ 350 millones y a terceros, $ 200 millones”, ironizó. Y agregó: “esto es ilegal, y cuando un funcionario público permite una ilegalidad, comete un delito: incumplimiento de deberes de funcionarios públicos”

Entre el 12 y el 13 de diciembre, el Ejecutivo decretó el envío de $ 2.225 millones en fondos no reintegrables para nueve municipios oficialistas: Aguilares ($ 550 millones); Banda del Río Salí ( $500 millones); Famaillá ($ 300 millones); Burruyacu ($ 215 millones); Alberdi ($ 180 millones); Lules ($ 160 millones); Monteros ($ 135 millones); Graneros ($ 95 millones); y Trancas ( $90 millones). En el Boletín Oficial se indicó que los dineros están solicitados para obras públicas, pero no se detalla cuáles son. Sólo Burruyacu precisó que parte de los dineros serían para contener a familias de escasos recursos en las Fiestas y adquirir luminarias.

De primera y de segunda

A fines de julio, un informe realizado por LA GACETA dio cuenta de que la Provincia había enviado hasta entonces unos $ 8.100 millones de aportes financieros no reintegrables a los municipios. Sólo tres no habían recibido nada bajo esa metodología: Yerba Buena, Bella Vista ni Concepción. Salazar se expresó ofuscado e hizo levantar el stand del municipio en la Expo Interior, lo que generó malestar en Casa de Gobierno. “No podemos tolerar que en nuestra provincia tengamos ciudadanos de primera y otros de segunda”, había dicho entonces el intendente bellavistense.

En septiembre, luego de algunos encuentros con Jaldo, la Provincia giró $ 75 millones de fondos no reintegrables para estos tres distritos: $ 35 millones para Concepción y $ 40 millones, en partes iguales, para Yerba Buena y Bella Vista.

Noticias relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *